Sillitas de coche para niños: ¿qué es el ISOFIX?

Si estás a punto de ser madre o padre, en los próximos meses vas a ver bastante este término. Y si ya lo has sido ya estarás familiarizado con él, pero seguro que te faltan algunos detalles importantes por conocer. ¿Qué es el ISOFIX? Para empezar, ¿cómo se escribe? ¿Viene en el coche, o en la silla? ¿Por qué todo el mundo habla de él?

Esta cuestión del ISOFIX es la pregunta más básica en cuanto a sillas infantiles de coche se refiere, la que debemos hacernos antes de pensar en tallas, pesos o edades. Y es importante, porque de entenderlo bien depende saber qué tipo de sillas de niños puedes instalar en tu vehículo y cuáles no.

isofix

¿Qué es el ISOFIX?

El ISOFIX es un SRI, o sea, un sistema de retención infantil. Suena a reformatorio, pero no tiene nada que ver; en realidad se trata de un modelo de anclaje sobre tres puntos que permite fijar la silla infantil a la carrocería del vehículo.

El invento apareció en 2004, y desde 2014 es obligatorio en modelos de cuatro plazas. En los coches se suele instalar en los asientos laterales traseros (normalmente no en el central trasero, salvo que el coche tenga tres plazas atrás, ni en el del copiloto -ni en el del piloto, mira tú-). En las sillas se encuentra en los grupos 0, 0+ y 1, o sea, las más pequeñas (hasta 18 kilos o cuatro años).

Una vez lo ves es la cosa más sencilla del mundo: la silla tiene en la parte inferior posterior dos pletinas rígidas que se encajan en las dos anillas que vienen integradas en la carrocería del vehículo. Suena un clic, y listo.

Eh, espera, habíamos dicho tres puntos de anclaje… Eso viene ahora, cuando la cosa se complica con los demás elementos del sistema ISOFIX.

El tercer punto: tethers y patas

Se supone que lo bueno del sistema ISOFIX es que brinda mayor estabilidad y firmeza que el sistema de anclaje con cinturón de seguridad. Firmeza, anclándolo a la carrocería, desde luego; estabilidad… Para eso hace falta un tercer punto de apoyo. El sistema ISOFIX plantea tres posibilidades distintas:

  • Pata de apoyo: es, como habrán imaginado los más despiertos, una pata que da apoyo a la silla sobre el suelo del vehículo. Es extensible y sirve tanto para sillas colocadas de cara a la marcha como a contramarcha, pero no son aptas para todos los suelos de nuestros vehículos. Es compatible con los siguientes dos elementos.
  • Low tether: a ver, los que sacaban buenas notas en inglés… Sí, muy bien, es una cincha inferior. O sea, una correa doble que se emplea en las sillas colocadas a contramarcha para impedir latigazos en alcances o sacudidas de retorno en choques frontales, aparte de dar estabilidad. Se suele fijar a los carriles del asiento delantero.
  • Top tether: sí, habéis acertado, es una cincha de arriba. Una correa para las sillas de cara a la marcha que cuenta con sujeciones creadas específicamente para este propósito, y que cada fabricante coloca donde puede: debajo del reposacabezas, en la parte trasera del respaldo, en el marco de la puerta de atrás, en el techo…

¿Los grupos 2 y 3 de sillas de coche para niños no tienen ISOFIX?

Más arriba hemos dicho que no, pero esto no es del todo cierto. El sistema ISOFIX se encuentra homologado solamente en las sillas más pequeñas. Aquí la clave es el término “homologado”. No es que las sillas de los grupos 2 y 3 no tengan ISOFIX; algunas lo tienen. Y no es que sea un “ISOFIX malo” o algo así…

Lo que ocurre es que estas sillas grandes se fijan con cinturón de seguridad, es el sistema homologado para ellas (también en la nueva normativa i-Size). Es decir, que en estos casos el ISOFIX funciona como un sistema complementario de retención, como puede ser el arco antivuelco en los modelos más pequeños.

La gran diferencia es de base; de base ISOFIX, queremos decir. Las sillas de los grupos 2 y 3 tiene anclajes ISOFIX, pero la base no lo es; es decir, no tiene pata de apoyo. De todas maneras, esto no es un problema en absoluto. Si vas a usar el cinturón y además los anclajes ISOFIX, aunque no haya pata, tu hijo irá seguro.

sillitas de coche

¿Sillitas de coche para niños sin ISOFIX?

Sí, es posible, por supuesto. Hay modelos de coche que no cuentan con ISOFIX como modelo de anclaje. En muchos casos se trata de modelos antiguos, pero también hay modelos nuevos sin él. ¿Significa eso que hay que cambiar de coche para poder llevar a nuestros hijos al colegio? No, en absoluto.

En esto casos se acude al sistema de retención original: el cinturón de seguridad. También ofrece tres anclajes y, si bien es más farragoso poner y quitar la silla (y con ello ofrece más opciones de colocar la silla incorrectamente, que es casi peor que no ponerla), por lo demás funciona a las mil maravillas.

Otra pregunta frecuente: ¿se pueden usar sillitas ISOFIX en coches sin sistema ISOFIX? Depende: si la silla ofrece los dos sistemas de anclaje (ISOFIX y cinturón de seguridad), sí. Si la silla tiene sólo un anclaje ISOFIX, pues no: no hay dónde sujetar el cinturón.Así que mira bien si tu coche cuenta con anclaje ISOFIX y la silla infantil que vas a adquirir (si tiene los dos sistemas de anclaje o solamente uno) antes de hacer tu compra.

Elijas el modelo que elijas, apuesta por la seguridad

Tanto si optas por un modelo con ISOFIX como si no, te pedimos encarecidamente que te tomes tu tiempo para estudiar las instrucciones, veas los vídeos de YouTube que haga falta y pruebes con tiempo y varias veces a poner y quitar la silla antes de meter a tu hijo en ella.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies